Banchan: los platos de acompañamiento coreanos

En Corea es común servir el plato principal con una serie de platos de acompañamiento llamados banchan (반찬). Si has comido alguna vez en un restaurante de barbacoa coreana, probablemente hayas probado alguno de estos pequeños platos que colocan en tu mesa antes de que sirvan la carne.





Muchos creen que estos platos solo se componen de arroz, kimchi o tofu, pero hay muchos más. Vamos a ver cuáles son estos y algunos más. 

Kimchi (김치) 

Cuando se trata de los platos de acompañamiento, el kimchi es el primero que no puede faltar a la mesa. Es picante y tiene mucho sabor, aunque un poco acido. Esta acidez proviene del proceso de fermentación utilizado para hacer el kimchi y para que consiga ese sabor tan icónico.




 Se sazona la col con ajo, jengibre, y pimiento rojo. Se le añade pepino cortado en finas rodajas y muchas especias que le dan ese toque rojizo y ese sabor tan especial. Tras el proceso de fermentación que puede durar varias semanas, estará listo para servirlo en la mesa. 


Japchae (잡채) 


 Aunque puede ser servido como un entrante, también es utilizado como plato de acompañamiento en un menú tradicional.




Este alimento se prepara con patatas dulces, aceite de sésamo, carne (como el bulgogi, por ejemplo) y verduras creando un plato de lo más icónico.


Raíces de Loto Estofadas de Soja Dulce (연근 조림) 


 Si quieres probar un plato realmente dulce, debes probar las raíces de loto. Se preparan con un glaseado de soja que le da su sabor característico y ese brillo que las hace tan llamativas.




Si te gustan probar platos peculiares, no debes dejar de pasar este.


Anchoas salteadas (멸치 볶음) 


 Incluso si no te gustan las anchoas en otros platos, la forma que tienen en Corea de servir este pescado te parecerá deliciosa. Estas anchoas secas son salteadas y son extremadamente populares como guarnición.




Es un plato dulce y salado al mism tiempo gracias a sus condimentos: miel, aceite de sésamo, y ajo.


Brotes de frijol (숙주나물) 


 Un cuenco de brotes de frijol marinados y combinados con sal, ajo, y un poco de aceite de sésamo es otro de los platos típicos de una mesa coreana. Puedes pedir que te los sirvan con pepinos, aunque es opcional.




Si estás disfrutando a su vez de un plato de kimchi, el frescor de los pepinos te ayuda a rebajar el picante del kimchi.

Comentarios