5 novelas coreanas que debes leer ya

Corea del Sur se ha convertido en los últimos años en el foco de todos aquellos apasionados de la literatura. Y literatura de la buena. Porque en este país se han producido algunas de las mejores novelas de la última década. En particular, la escena literaria del país se está haciendo famosa por sus novlas oscuras y transgresivas escritas por mujeres.



Mientras que los lectores Occidentales están acostumbrados a personajes más fuertes y activos, en la literatura coreana valoran más la estética, la calma, la honestidad, lo ordinario. Pero quizás esa es una de sus bazas para triunfar en el resto del mundo, el contraste con las historias a las que estamos acostumbrados.


Por favor cuida de mamá de Shin Kyung-sook 



La autora se convirtió en la primera mujer en ganar el premio Man Asian de literatura en 2012 con esta novela y vendió 10 millones de copias tan solo en Corea del Sur. La trama principal es la desaparición de una mujer mayor en una de las estaciones de metro de Seúl y su familia buscándola.

Pero a medida que se va desarrollando esa trama, vamos conociendo los sentimientos y recuerdos que tienen los hijos de su madre y de su niñez. A la vez, los familiares de la mujer se van preguntando si conocían bien a su madre y qué tipo de vida habría llevado si no hubiese tenido que cuidarles.

La propia autora reconoció que tardó 30 años en poder comenzar a escribir el libro, su concepto de “madre” cambió muchó a lo largo de los años, pensar en su madre y en sí misma para acometer la tarea de escribirlo. En palabras de Shin, la historia lidia con el concepto corean de han, lo que se puede traducir en inglés como “un sentimiento de tristeza y opresión” o “una tristeza profunda y prolongada”.

 


 Primavera helada de Shin Kyung-sook 




Esta novela, de la misma autora de Por favor cuida de mamá, la protagonista, Yoon, narra la historia de su juventud en la universidad donde conoció a dos personas que cambiarían su vida para siempre: Myungsuh y Miru. Yoon reflexiona a lo largo de la novela sobre su amistad con ellos dos a medida que va relatando hechos como las protestas juveniles contra el gobierno, la amistad con su amigo de la niñez Dahn, y sus propias vivencias personales, de amor y de amistad.

Estos cuatro personajes, solitarios, desesperados por un cambio, intentando sobrevivir en la tumultuosa década de los 80 en Corea del Sur.





La vegetariana de Han Kang 




Han Kang es considerada una estrella en Corea proveniente de una familia de escritores (su padre y su hermano también lo son). Esta es su primera novela traducida al resto del mundo y se convirtió en un éxito en su país.

La historia de la novela es la de una mujer que toma la decisión de convertirse en vegetariana, renunciando a comer cualquier tipo de carne, pero esa simple decisión desencadena una serie de eventos en su vida: su matrimonio se termina y sus padres renuncian de ella, dando a entender como una pequeña decisión puede afectar a muchas vidas a la vez.





Nuestros tiempos felices de Gong Ji-Young 




Yujeong, una joven hermosa brillante y de familia rica, está en el hospital recuperándose de su tercer intento de suicidio. Cabreada con el mundo, acepta a duras penas la sugerencia de su tía monja: acompañarla a sus visitas a presos en el corredor de la muerte. Allí encuentra a Yunsu, un condenado a muerte, quien parece salvaje y poco arrepentido.

Yujeong siente repulsa por sus crímenes, pero detecta un profundo sufrimiento detrás de su apariencia dura. Lentamente, los dos jóvenes se van revelando los oscuros secretos y traumas que han dado forma a sus vidas.

Gong Ji-Young está considerada una de las mejores novelistas de Corea del Sur y esta novela uno de sus bestsellers. Una historia que te hará meditar sobre la forma en que podemos amarnos unos a otros, y cómo podemos llegar a redimirnos a nosotros mismos.




Pachinko de Min-Jin Lee 




Esta novela, que se convirtió en un éxito de ventas, cuenta la historia de cuatro generaciones de inmigrantes coreanos en Japón durante el siglo XX.

Conmovedora y contada con elegancia, Pachinko comienza a comienzos de 1900 con Sunja, una joven hija de pescadores que viven en un pueblo en el sur de Corea. Traicionada por su amado, Sunja encuentra la salvación en un joven pastor protestante que le ofrece matrimonio y llevarla junto a él a Japón para empezar una nueva vida. Así comienza una saga familiar de personas lejos de un hogar que nunca conocieron.

En Japón, la familia de Sunja aguantan una dura discriminación, catástrofes, y pobreza, pero también encuentran gran felicidad al luchar por sus pasiones. Esta novela es un rotundo éxito en todo el mundo, tanto que se está preparando su adaptación a la pequeña pantalla en forma de serie de televisión.



Comentarios