Mini-reseña: SKY Castle

► SKY Castle ◄

Año: 2018-2019
Episodios: 20 + Especial
Sinopsis: En una zona residencial cercana a la periferia de Seúl llamada "SKY Castle", viven profesionales de prestigio y con trabajos igualmente prominentes. Las madres 'Abejas' desean tener a sus hijos en las mejores y reconocidas universidades del pais. La pregunta es ¿cuánto están dispuestas a dar a cambio? "SKY Castle" sigue la vida de 4 mujeres que viven en aquella elegante y codiciada zona, mientras intentan que sus esposos sean más exitosos y crían a sus hijos como príncipes y princesas para que triunfen en la vida.


Le toca el turno a uno de los dramas más populares de 2019 y que no vi en su día, pero nunca es tarde si la dicha es buena, ¿no? En este caso es del todo cierto y la dicha ha sido MUY BUENA. He disfrutado muchísimo este drama, me ha mantenido en tensión episodio tras episodio, me ha hecho reír pero también llorar, me ha puesto la carne de gallina y me ha presentado una historia y unos personajes que permanecerán en mi mente durante mucho tiempo.

El drama cuenta la historia de varias familias que viven en un complejo residencial conocido como SKY Castle. SKY es como se conoce en Corea del Sur a las tres universidades de más prestigio: Seoul University, Korea University y Yonsei University. Muchos consideran, tristemente, que esas tres universidades son las únicas que merecen la pena y graduarte de una de ellas como la única manera de triunfar en la vida.

En SKY Castle se reúnen una conjunto de personajes de lo más variados, madres y padres cuya única aspiración es que sus hijos sigan sus pasos, se gradúen en una universidad de prestigio y se conviertan en médicos o abogados. Pero el coste de ello, la mayoría de las veces, es demasiado alto.

Las cuatro familias que viven en SKY Castle

Este drama nos presenta la cara más oscura de la educación en Corea. No sé hasta que punto será cierto el tema de la contratación de profesores privados tal y como lo presenta el drama, pero lo que sí es cierto es que los jóvenes en Corea están sometidos a una gran presión por entrar en las mejores universidades. Para ello estudian desde por la mañana hasta por la noche, y si es en una academia privada, mejor que mejor.

La historia empieza con una tragedia en una de las familias que viven en SKY Castle y que acompañará a estos personajes a lo largo de la historia como una especie de fantasma, haciéndoles patente, aunque no lo quieran ver y reconocer, el mal camino que llevan dejándose llevar por la ambición.

El drama se centra sobre todo en Han Seo Jin (Yum Jung Ah) y su marido Kang Joon Sang (Jung Jun Ho) que tienen dos hijas, Kang Ye Seo (Kim Hye Yoon) y Kang Ye Bin (Lee Ji Won). El sueño de Seo Jin es que Ye Seo entre en la Seoul University para estudiar Medicina como su marido, de hecho se centra tanto en ella que deja mucho de lado a su otra hija. Ye Seo suele ser siempre la número de uno de su clase y comparte el sueño de su madre de entrar por todos los medios en esa universidad. Por ello, deciden contratar a una prestigiosa profesora privada, Kim Joo Young (Kim Suh Hyung) para que la ayude, algo que les trae muchísimos problemas en el futuro porque no saben lo que realmente hay detrás de esta mujer.

Entre las otras familias tenemos a No Seung Hye (Yoon Se Ah) y su marido Cha Min Hyuk (Kim Byung Chul). Él está obsesionado con que sus dos hijos entren en una prestigiosa universidad y suban a lo más alto de la pirámide, algo que le dará muchos dolores de cabeza y disgustos a su mujer que solo quiere que sus hijos sean felices.

Por otro lado está la familia formada por Jin Jin Hee (Oh Na Ra) y Woo Yang Woo (Jo Jae Yoon) y su hijo, que aún va a secundaria, pero que ya está empezando a sentir la presión de los estudios.

Y, por último, a SKY Castle llega la familia formada por Lee Soo Im (Lee Tae Ran), su marido Hwang Chi Young (Choi Won Young) y su hijo Hwang Woo Joo (Kang Chan Hee). Son los únicos padres que no presionan para nada a su hijo, tan solo quieren que sea feliz y escoja su propio camino.

A estos personajes hay que sumar a Kim Hye Na (Kim Bo Ra) una chica inteligente que no se lleva nada bien con Ye Seo y que se involucrará demasiado en su familia con el fin de desvelar ciertos secretos.

A medida que se desarrolla la historia, vamos conociendo secretos del pasado de los protagonistas y los problemas que surgen por su ambición, ya que pisarán por encima de cualquiera que se cruce en su camino, llevándoles por un camino de perdición. El drama tiene escenas que son muy divertidas, pero también otras muy dramáticas que me pusieron la carne de gallina e incluso me hicieron soltar algunas lágrimas. Todos los actores están estupendos en sus papeles y transmiten a la perfección las personalidades de sus personajes. Tengo que destacar la dirección del drama con unos planos maravillosos que te hacían sentir la intensidad y el dramatismo de determinadas escenas, también la cinematografía y la música que tan bien acompaña y amplían las emociones que quieren transmitirse.

Aunque a muchos no les gustó el último episodio porque ocurre poca cosa (en el episodio 19 se resuelven todas las tramas), tengo que decir que a mi me encantó. Funciona a la perfección como un epílogo con el que poder saber qué ocurre con los personajes después de toda la historia y lo cierto es que disfruté viéndolo.

Sin duda, un drama que entra directamente en mi lista de favoritos.

De la banda sonora, me quedo con esta canción que más de una vez he tarareado durante estas semanas:



Puntuación del drama: 9'5/10

Comentarios