K-books

La literatura coreana, al igual que otros aspectos de la Ola Coreana como el K-pop o las películas coreanas, está ganando cada vez más aceptación y prestigio a lo largo del mundo.

Con representantes como las escritoras Min Jin Lee, Kyung Sook Shin o Han Kang, cada vez son más los bibliófilos que están enamorándose de las novelas procedentes de Corea del Sur. Cada vez más se está haciendo un hueco en congresos internacionales como el London Book Fair. Cabe destacar las obras de mujeres escritoras, novelas oscuras y transgresivas que están fascinando a lectores de todo el mundo.




Historia de la literatura coreana 


La literatura coreana es la literatura producida por coreanos, principalmente en el idioma coreano y, a veces, en chino clásico. Durante gran parte de los 1.500 años de historia literaria de Corea, fue escrito en Hanja, caracteres chinos. Normalmente se divide en períodos clásicos y modernos, aunque esta distinción a veces no está clara. La literatura clásica coreana tiene sus raíces en las creencias populares tradicionales y en los cuentos populares de la península coreana.

Hay cuatro formas poéticas tradicionales principales: hyangga ("canciones nativas"); pyolgok ("canciones especiales"), o changga ("poemas largos"); sijo ("melodías actuales"); y kasa ("versos"). Otras formas poéticas que florecieron brevemente incluyen el estilo kyonggi, en los siglos XIV y XV, y el akchang ("palabras de canciones") en el siglo XV.

La poesía coreana originalmente estaba destinada a ser cantada, y sus formas y estilos reflejan sus orígenes melódicos. El período de Goryeo estuvo marcado por un uso creciente de los caracteres hanja. Hyangga desapareció en gran parte como una forma de literatura coreana, y Goryeo gayo (literalmente "canciones de Goryeo") se hizo más popular. La mayoría de las canciones de Goryeo se transmitieron oralmente y muchas sobrevivieron en el período de Joseon, cuando algunas de ellas se escribieron usando hangul. La literatura en prosa coreana se puede dividir en narraciones y ficción. Las narraciones incluyen mitos, leyendas y cuentos populares que se encuentran en los registros escritos.

Las principales fuentes de estas narrativas son los dos grandes registros históricos compilados en chino clásico durante la era Goryeo: Samguk sagi (1146; "Registro histórico de los Tres Reinos") y Samguk yusa (1285; "Memorabilia de los Tres Reinos").

Los mitos más importantes son los relativos al Sol y la Luna, la fundación de Corea por Tangun y las vidas de los antiguos reyes. Los cuentos populares incluyen historias sobre animales; ogros, duendes y otros seres sobrenaturales; la bondad recompensada y el mal castigado; la inteligencia y la estupidez. Debido a que el compilador de Samguk yusa era un maestro zen, su colección incluye las vidas de los santos budistas; el origen de los monasterios, estupas y campanas; relatos de milagros realizados por budas y bodhisattvas; y otros cuentos ricos en elementos chamanistas y budistas.

La literatura coreana moderna se desarrolló gradualmente bajo la influencia de contactos culturales occidentales basados en el comercio y el desarrollo económico. El primer trabajo impreso de ficción en coreano fue Pilgrim's progress de John Bunyan. La religión cristiana encontró su camino hacia Corea, que culminó con la primera edición completa de la Biblia en coreano publicada en 1910.

Comentarios